La seguridad de nuestra VPN depende, casi en su totalidad, del proveedor (dueño de la VPN).

Una red VPN, que guarde archivos logs con la navegación de sus clientes, puede suponer una brecha en tu privacidad.

Por ello, vamos a analizar las características más importantes para identificar los malos servicios de VPN.

1. La descripción de sus servicios es genérica y sin detalles

Los buenos proveedores de VPN van a obviar los beneficios más básicos de las redes VPN y se van a fijar en las características que buscan los usuarios avanzados:

  • IPs o localizaciones de salida
  • Sistemas operativos y plataformas soportadas
  • Características técnicas avanzadas, como protocolos o los algoritmos de cifrado
  • Precio
  • Garantía y compromisos con el cliente

Además, todos estos componentes deben estar muy visibles. Deben ser los argumentos más importantes a la hora de venderte su servicio.

Los malos proveedores se centrarán en los beneficios básicos de la VPN, como el cifrado, el acceso a webs bloqueadas…. Son características que se esperan y se presuponen en cualquier servicio VPN.

Sin embargo, es muy probable que un servicio VPN de poca calidad no mencione otras características importantes, como los países de salida de su red de VPN, que no se mencione sus aplicaciones (Windows, macOS, Android, iOS), ni los protocolos soportados.

Normalmente, si tienes un servicio completo, presumes de él. Si no lo hacen es porque, probablemente, no lo tienen.

2. Exageraciones

Ahora nos vamos al otro extremos, las exageraciones.

Los malos servicios de redes VPN suelen anunciar a bombo y platillo características irreales y muchas veces, características que no dependen ni de ellos mismos.

como-reconocer-malas-vpn-anuncio

Ofertas “increíbles”

Por ejemplo, si bien una red VPN hace que la navegación sea más segura, incluso en redes Wi-Fi abiertas o públicas, muchos proveedores de dudosa calidad llegan a proclamar que su VPN te protegerá de todo: de malware, de hackers, de trackers

Si algo es demasiado bueno para creérselo, probablemente lo sea.

 

3. Una página web descuidada

Los proveedores de VPN hacen la mayor parte de su actividad a través de su web (ventas, configuración, soporte técnico, atención al cliente…), por lo que su web tiene que reflejar su calidad.

Debe ser rápida y fácil de navegar, tanto con el ordenador como con el móvil (por si tenemos problemas cuando estamos de viaje).

Además, los servicios VPN tienen que estar al tanto de todas las noticias y tendencias tecnológicas. Por eso, es conveniente que tenga una sección de noticias, blog y estar activa en las redes sociales.

Fijate que todas estas partes estén actualizadas.

Si tienen aplicaciones para iOS e Android, ve a las tiendas y lee los comentarios y las reviews de los clientes.

Publicidad

4. Difícil de identificar

Un aspecto fundamental en todas las VPNs es la confianza que se deposita sobre la compañía que la maneja, ya que ellos pueden acceder a todos los datos de la navegación de los usuarios (si así lo quisiesen).

Podrían identificar la ubicación de los usuarios, las páginas que visitan, los ficheros que se descargan, etc.

Por eso es importante elegir una VPNde una compañía fiable y seria, que apueste por la privacidad de los usuarios y no guarde logs sobre sus actividades.

Ya que si los guarda, puede venir el gobierno de turno y solicitar esos datos.

5. Mal soporte

Todas las VPNs, incluso las mejores, tienen algún fallo o caída de vez en cuando.

Sin embargo, checkear las páginas de atención al cliente o sus redes sociales te permitirá hacerte una idea de sus fallos más comunes, así como su frecuencia.

También te servirán para ver la velocidad a la que resuelven los problemas y el trato hacia los clientes.

Conclusión

Aunque las recomendaciones de arriba pueden ayudarte a identificar algunos proveedores de VPN de mala calidad, tampoco son infalibles.

Por ejemplo, que la página de un servicio de VPN esté actualizada, tenga buena apariencia y sea rápida no significa que el servicio VPN vaya a ser bueno. Sin embargo, si esos puntos fallan, es muy probable que ese proveedor de VPN sea malo.

Por eso es conveniente que investigues y te informes antes de decidirte a elegir un proveedor de VPN.

 

Publicidad

Artículos Relacionados